Saltar al contenido

Herpes en la Espalda: Tratamientos, Causas y Síntomas

Si notas picor u hormigueo y te aparecen llagas en diferentes partes de tu espalda quizás sufras un brote de herpes. Espero ayudar explicándote las causas y tipos de la enfermedad, además de sus soluciones rápidas y efectivas.

La infección por herpes simple en la espalda y los glúteos es una enfermedad de la piel que causa picores y llagas y es provocada por el virus del herpes simple. Normalmente las llagas aparecen cíclicamente en las mismas o diferentes zonas de la piel.

Causas

Diferentes causas pueden hacer que el virus latente se despierte, se active y aparezca en la piel. Entre ellas está el estrés o el contagio directo. Estas infecciones del virus del herpes simple pueden desarrollarse cada poco tiempo o es posible que nunca se desarrollen.

Las infecciones de herpes tipo 1 (HSV-1) aparecen en la boca, los labios o la cara, mientras que las infecciones por HSV Tipo 2 (HSV-2) se desarrollan en los genitales, espalda, ano o los glúteos.

Las infecciones de herpes les pueden ocurrir a personas de diferentes razas, edad o sexo. Suele aparece más en los recién nacidos, contagiados por sus madres infectadas en el parto, y en adolescentes y adultos sexualmente activos, quienes lo contraen de sus parejas sexuales por contagio.

Desarrollo de la Enfermedad

El primer contagio de herpes lo desarrolla con llagas o molestias una de cada cinco personas infectadas, en el resto el virus permanece dormido.

Las úlceras del herpes en la espalda sanan completamente sin dejar cicatriz. Sin embargo, el virus permanece en el cuerpo dentro de las células nerviosas hasta que algo desencadena su aparición.

Es muy importante descubrir el herpes en mujeres que quieran quedarse embarazadas, en caso de duda visite al doctor. Tú médico tomará las medidas necesarias para asegurarse de que el bebé nazca sano y sin herpes, ya que un herpes vaginal podría ser muy perjudicial para el bebe.

Las infecciones secundarias tienden a ser más leves en sus síntomas que las infecciones primarias y generalmente ocurren en el mismo lugar que la anterior.

¿Tienes Herpes en la Espalda?

El virus del herpes se oculta en los ganglios de la parte baja de la espalda, en la base de la columna vertebral. Los brotes aparecen alrededor de los genitales o en la espalda.

La etapa de hibernación cuando el virus permanece dormido es la razón por la que el herpes es tan difícil de curar. Cuando está activo y causando un brote de llagas se muestra y debemos tomar las medidas adecuadas para no contagiar a los demás.

La manera de conocer si tienes herpes en la espalda, o cualquier otro tipo de herpes, es a través de un análisis de sangre y por causas como picor o dolor de cabeza. Los cultivos en zonas concretas especifican la ubicación de la infección.

No es bueno alargar la visita al médico, ya que esperar demasiado tiempo puede determinar falsos negativos.

El virus a menudo se contagia a través del contacto directo entre las personas de piel a piel con lesiones activas en la otra persona, sin embargo, las personas que tienen infecciones por el virus del herpes simple pueden ser contagiosas también cuando no tienen ninguna lesión cutánea o llaga, lo cual se denomina diseminación asintomática del herpes.

El herpes en la espalda se considera una forma de herpes genital.

Zona de aparición en las mujeres

  1. Genitales externos
  2. Labios mayores y menores
  3. Vagina
  4. Cuello uterino
  5. Alrededor del ano
  6. Nalgas

Zonas de aparición en los hombres:

  1. Cabeza y cuerpo del pene
  2. Escroto
  3. Muslos
  4. Glúteos
  5. Alrededor del ano
  6. Parte baja de la espalda
  7. Nalga derecha o izquierda

Síntomas

Aparición de llagas

Poco después de la infección o exposición al virus, si estás recién infectado puedes desarrollar llagas o ampollas rellenas de líquido o pústulas llenas de pus, las heridas que se presentan pueden estar solas o en grupo.

Dolor

Dolor de cabeza, malestar general y hormigueo pueden aparecer también. El brote primario de herpes suele durar de 1 a 2 semanas.

Heridas y Picor en el Sacro

El herpes sacro es la forma del herpes genital tipo 2 que puede afectar a la parte baja de la espalda y glúteos, aparece en forma de pequeñas ampollas dolorosas y que escuecen. Las llagas tienden a romperse y a formar costras o escamas que secarán con el tiempo.

El primer brote es el peor, dura casi un mes y acompaña síntomas similares a los de la gripe común. Las recurrencias son más leves y esporádicas.

Inflamación de los Ganglios Linfáticos

En los casos leves de infección primaria por el virus del herpes simple, puedes desarrollar una o dos lesiones y no notar ningún síntoma ni dolor. Observa los ganglios linfáticos en la ingle, pueden o no estar inflamados.

Fiebre

En casos graves, se puede desarrollar fiebre, dolor de cabeza, malestar general, rigidez en el cuello, sensibilidad a la luz, dolor muscular, dolor al orinar y secreción vaginal o uretral recurrente.

Ojos Irritados

En casos más extraños, el herpes se puede repartir a otras partes del cuerpo. Algunas personas incluso tienen brotes de herpes en los brazos, el herpes que afecta el ojo se llama herpes ocular y se contagia por contacto de las manos a los ojos.

Dudas

Las ampollas o heridas de herpes en lugares inusuales podrían indicar herpes diseminado, deberías recibir atención médica en caso de duda.

Factores de Riesgo en Deportistas

Una erupción de llagas abiertas en la espalda también puede ser causada por el virus. Los deportistas a menudo propagan el virus entre sí a través de las competiciones de contacto cercano y sus pieles contaminadas. Compartir vestuarios es un gran factor de riesgo. Estos brotes de herpes tienen más probabilidades de aparecer en la espalda y los hombros.

Remedios Caseros para Curar el Herpes en la Espalda

La visita al médico es muy conveniente en caso de aparición de llagas, el doctor te recetará algunos antivirales que deberías combinar con remedios naturales para eliminar el herpes como el limón o curas de hielo.

Te quiero recomendar una serie de remedios muy económicos que podrás aplicar desde tu casa y son totalmente naturales. A mi me han funcionado muy bien para curar las llagas siempre.

  • LIMÓN: Aplica un poco de jugo de limón sobre las heridas y seca totalmente alrededor al finalizar, aunque es bueno dejar un poco húmeda la zona.
  • HIELO: Coloca hielo picado en una bolsa y frota las llagas de herpes con ella, seca después toda la zona.
  • ALOE VERA : Esta planta es excepcional para muchas dolencias como el herpes. Con el jugo de la planta frota las heridas y deja secar.

Conclusión

Siempre que realices el tratamiento debes secar bien toda la zona para no propagar el herpes en la espalda, la humedad es tu enemigo para la mejora del herpes, gracias por tu interés

Sandra Lino

Herpes en la Espalda: Tratamientos, Causas y Síntomas
3.7 (73.33%) 3 votes