Saltar al contenido

7 Remedios Caseros para el Herpes Genital

Hola, me llamo Sandra y te voy a contar unas cuantas soluciones que fácilmente y en tu casa te proporcionarán alivio para esta molesta enfermedad.

Al igual que el virus del herpes labial, el herpes genital reaparece hasta cinco o seis veces al año si no tomas las medidas adecuadas.

El herpes común puede propagarse a la zona genitales por contagio de un herpes labial si no se lavan las manos y no se toman otras precauciones de higiene general, también puede transmitirse a través del contacto sexual.

Aún dormido el virus se puede propagar activo, es decir, no es necesario que haya ampollas, para que la pareja o familia se infecte.

Remedios Caseros

Bicarbonato

Si tus llagas están empezando a secar, puedes usar bicarbonato de sodio para acortar el tiempo de curación, también ayuda a aliviar el picor y el dolor.

Moja una bola de algodón en un poco de bicarbonato de sodio y frota sobre las úlceras. Usa una bola de algodón diferente con el fin de no introducir virus en el envase de bicarbonato.

Baño caliente

Prepara un baño de agua tibia, te aliviará el dolor de las heridas causadas por un brote de herpes genital. Seca bien al finalizar ya que la humedad prolonga las llagas abiertas.

Aunque una ducha caliente es una buena alternativa, debes tener cuidado de limpiar la ducha si la compartes con alguien que no está contagiado.

Hielo

Debes preparar una bolsa con hielo picado y colocarla sobre las úlceras para ayudar a disminuir el dolor, es mejor cubrir la bolsa de hielo con una toalla para no enfriar demasiado la zona.
Una vez preparada pon la bolsa sobre la zona de las úlceras. Lava la toalla usada en cada tratamiento con agua caliente y jabón cuando acabes.

Si la bolsa de hielo no funciona, podrías probar con compresas calientes.

Suplementos

Hay algunas investigaciones que indican que ciertos suplementos vitamínicos pueden ayudar a combatir los síntomas del herpes genital, entre ellos la lisina.
Asegúrate de consultar a tu médico de cabecera antes de usarlos ya que algunos pueden interactuar con ciertos medicamentos y provocar efectos no deseados.

Limón

El jugo de limón es muy beneficioso aplicado directamente sobre las llagas del herpes genital. Recuerda secar muy bien la zona al finalizar.

Hierbas Medicinales

Existen muchas hierbas diferentes que te pueden ayudar a tratar las llagas del herpes. Una combinación de salvia y ruibarbo chino funciona estupendamente, es tan efectiva como los antivirales para curar las úlceras vaginales femeninas.

Otra que te recomiendo es la hierba de San Juan que evita la recurrencia de la enfermedad.

Aceites

Combina un aceite y un ungüento de lavanda, el aceite de oliva no sólo es excelente para la dermis, sino que también tiene antioxidantes y propiedades que ayudan a sanar las llagas.Debes preparar una copa de aceite de oliva y después calentar en una olla con una cucharadita de aceite de lavanda.

Retira cuando empiece a hervir y una vez que se enfríe, use una bola de algodón para aplicar la mezcla en las llagas.Cambia la bolita de algodón cada vez que trates una llaga.

Desencadenantes del herpes

El herpes vive en tus nervios. Es bastante tranquilo la mayor parte del tiempo, pero puede tener procesos de estrés que lo sacan de su escondite, desencadenan la enfermedad y causan los brotes de herpes.

Pueden variar desde la luz solar o la fiebre hasta los nervios y el período menstrual. Algunas personas tienen herpes dos veces al año o menos. Para otros, es un suplicio mensual.

Los medicamentos antivirales que te pueda recetar tu médico intentan controlar los ataques una vez que el virus atraviesa la barrera cerebral sanguínea y se manifiesta como un brote.

Esto sucede cuando la inmunidad es baja y no hay medicamentos que la aumenten ni medicamentos que lleguen al virus cuando está latente en los ganglios nerviosos de tu cuerpo.

En estos casos es cuando debes considerar maneras naturales y saludables de mejorar tu salud.

Consejos

Trata de alimentarte saludablemente en estos momentos. Cuando tienes herpes, debes cuidar lo máximo posible el comer bien, evita los alimentos procesados y preparados.

Te recomiendo las frutas, verduras, aceites, nueces y cereales, mientras que yo siempre evito la carne roja. El pescado, las verduras, las lentejas y las aves son muy aconsejables. Evita el azúcar y los edulcorantes artificiales.

El ejercicio es muy beneficioso para nosotros en general. Usa las escaleras en lugar de ascensores, pasea y corre con tu perro, intenta ir al gimnasio, haz pesas, gimnasia, ejercicios cardiovasculares, yoga, tenis o padel. Después de cenar da un paseo larguito.

Para combatir el estrés encuentra maneras de relajarte, coge un descanso de cuando en cuando, debes desconectar de los estados de nervios.

Gracias por tu tiempo

7 Remedios Caseros para el Herpes Genital
5 (100%) 2 votes